¿Los gatos negros son de mala suerte?

Seguramente has escuchado que si un gato negro se cruza en tu camino es mala suerte o mal augurio. Hoy te queremos platicar por qué se tiene la creencia de que los gatos negros traen mala suerte… ¡te adelantamos que obviamente no es verdad!

En Europa, durante la Edad media, los gatos negros comenzaron a ser asociados con las brujas, la hechicería y la magia negra, la histeria colectiva ante estos hechos se esparció por lo que la gente comenzó a temerle a estos animales pensando que podrían traerles alguna clase de negatividad.

Muchas ancianas o lo que hoy conocemos como “señoras de los gatos”, quienes cuidaban y adoptaban gatos callejeros eran erróneamente acusadas de brujería.

De hecho, hay una historia que data de 1560, un padre e hijo caminaban durante una noche oscura, de pronto, un gato negro se cruzó en su camino para luego esconderse en un rincón. Padre e hijo aventaron piedras al felino hasta dejar al gatito herido e indefenso, aún así, éste logró escapar entrando en la casa de una anciana de la que sospechaban practicaba brujería.

Al día siguiente, se le vio a la mujer cojeando y herida, la gente dedujo desde entonces que las brujas tomaban forma de gatos negros durante la noche para espiar a sus víctimas.

Hoy en día, los gatos negros son considerados de buena suerte o a la mayoría de los dueños no les importa el color del minino, ¡lo aman por igual!

Si te encuentras uno por la calle, ¡no temas! Son inofensivos al igual que gatos de otros colores, y si tienes un gato negro de mascota ya sabes que es el complemento perfecto para tu disfraz de bruja en Halloween.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twittear
Compartir